Argentina Digital

Massa presentó un plan económico con su propuesta para salir de la crisis

Antes de arrancar la negociación de la oposición con Mauricio Macri por el presupuesto 2019, Sergio Massa difundió un plan integral para "enfrentar la crisis económica", que consiste en un combo de medidas en materia de inflación, tarifas, pymes, jubilados, programas sociales y tipo de cambio. 

El líder del Frente Renovador se muestra activo y encara una estrategia para que las distintas líneas del peronismo confluyan para encarar la negociación con Macri. En ese marco, este jueves estará en La Pampa junto a Carlos Verna, uno de los gobernadores más duros con la Rosada, con quien Massa tiene una relación muy buena desde que presidía la Anses 

En ese contexto, Massa difundió este jueves las propuestas que armó el equipo económico del Frente Renovador, que integran Aldo Pignanelli, Ignacio de Mendiguren, Marcos Lavagna y Matías Tombolini. 

Para frenar la inflación, proponen la eliminación a la canasta básica de alimentos y avanzar con la ley de góndolas para romper con la cartelización en el rubro alimenticio, dos propuestas que están "cajoneadas" en el Congreso desde 2016, recuerdan en el massismo. 

También propone ajustar las tarifas por el Coeficiente de Variación Salarial con el objetivo de que la luz, el gas y el agua no puedan aumentar más de lo que suben los salarios. En ese sentido, agrega una exigencia de "razonabilidad y proporcionalidad" para las empresas, con la idea de que la compensación sea a través de la duración de los contratos. 

Para fomentar la producción de las PyMEs -principal fuente de empleo y motor de la economía nacional- sostiene que deberían suspenderse por 180 días los embargos y las ejecuciones de la AFIP. 

Y plantea la necesidad de establecer créditos para la producción a través de un programa de seguro de tasa para que haya préstamos a cinco años, en pesos y a tasa fija del Banco Central (las ganancias o utilidades como garantes del pago del seguro de tasa). 
 

Esto además va a servir para contener el sobrante monetario que hoy genera inflación, en lugar de con las lebacs -que son solo un derivado financiero-, hacerlo con bienes e inversión. 

También plantea la necesidad de "liberar" las paritarias a los que puedan acordaron sindicatos y cámaras empresarias e indica el establecimiento de un bono para los jubilados. 

"Bono de emergencia para los 4 millones de jubilados de la mínima, que se financie con las ganancias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, del año pasado y lo que va del 2018, y se distribuya a lo largo de los 6 meses (de julio a diciembre)", dice el texto. 

El FMI autorizó al Gobierno el uso de 18.000 millones de pesos del préstamo para mejorar los programas sociales por lo que, según el massismo, se podría establecer un bono de emergencia en diciembre y una mejora proporcional en los próximos 6 meses, para sostener el consumo de los sectores más vulnerables. 

En cuanto al dólar, el Frente Renovador dice que el Gobierno debería establecer un régimen de flotación administrada del dólar para evitar fuertes devaluaciones del peso. 

En dos años de Cambiemos, el dólar subió de 9,71 pesos (diciembre 2015) a 29 pesos (julio 2018), más de 280%. Este año, Argentina fue el país que más devaluó su moneda en el mundo, un 31,5%. Este Gobierno ya devaluó dos veces (en febrero de 2016 y a partir de mayo de este año). 

Para el massimo, debería usarse el mismo modelo que Pignanelli y Martín Redrado pusieron en marcha cuando fueron presidentes del Banco Central, para contener la espiral del dólar, que además afecta a los precios en la Argentina. Y pide establecer un "sistema de estacionamiento de capitales" similar al de Chile: limita la especulación y la bicicleta financiera; algo que Roberto Lavagna implementó en su función como Ministro de Economía. 

También un régimen de promoción de exportaciones con un seguro de tasa subsidiada en dólares: en mayo, las importaciones subieron un 6,3%, mientras que las exportaciones bajaron un 6%. 

Por último, proponen decretar la emergencia aduanera por 180 días dado que en los primeros cinco meses de 2018, la balanza comercial tuvo una caída de 150% (casi US$4.700 millones), producto de la mayor cantidad de importaciones y la baja en las exportaciones. 

El Frente Renovador propone en ese sentido una ley de emergencia aduanera para revisar el sistema de importaciones y hacer una evaluación de cuáles son los productos que Argentina está importando y cuáles no, para terminar con los dólares que se van afuera porque se importan productos innecesarios. 

"Revisión del origen de importaciones. Balanza comercial y frente de intercambio con cada país. Régimen de comercio administrado, que proteja la actividad económica local y termine con la fuga de dólares que para la Argentina en este contexto no son importantes", dice la propuesta. 

 

Comentarios

Argentina Digital
Agencia de Noticias
www.argentinadigital.info
correo@argentinadigital.info