Argentina Digital

Si Cristina fue la "no campaña"… ¿Por qué no la impugnaron?

Cristina Fernández de Kirchner.

De eso sabe, y mucho, la ex presidente de la Nación. Con ese “método” ganó las elecciones presidenciales de 2007 y 2011: no habla, no debate, no contesta preguntas (salvo a los periodistas que considera amigos o defensores de su administración).

A pesar de que nadie se anima a contradecirla, puertas adentro de Unidad Ciudadana creen que Cristina Fernández de Kirchner -precandidata a senadora nacional por ese espacio, en representación de la provincia de Buenos Aires- debería volver a los discursos a los que los tuvo acostumbrados.

El mismísimo presidente Mauricio Macri, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, los candidatos Elisa Carrió, Esteban Bullrich, Gladys González y Graciela Ocaña “hicieron cola” para anotarse en el listado de los detractores que le exigían a Fernández de Kirchner que “pusiera la cara”.

“No dan la cara, ni ella ni sus candidatos”, dijo la gobernadora Vidal en referencia a la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana.

Lo cierto es que la ex presidente de la Nación mantuvo su estrategia del silencio hasta hacer exasperar a sus contrincantes. Si bien nada puede darse por cierto, en su entorno creen que el domingo 13 de agosto será beneficiada por el electorado por encima de su contrincante oficialista Bullrich.

Es verdad, en esta campaña, Cristina Fernández de Kirchner habló muy poco. Casi que se podría decir que no hizo proselitismo, justamente lo que no está escrito en ningún manual político.

Este nuevo estilo le mereció críticas de sus rivales que, al fin y al cabo, si se vieron afectados o creyeron que hubo un engaño a la ciudadanía bien podrían haber recurrido a un pedido de impugnación en la justicia electoral, la que de seguro se vería sorprendida ante la ocurrencia del ítem punitivo.

Comentarios

Argentina Digital
Agencia de Noticias
www.argentinadigital.info
correo@argentinadigital.info